Sobre algunos topónimos árabes murcianos

Resumen:

Se publica una serie de etimologías de topónimos árabes murcianos, entre ellos: Aljucer, del árabe al-yusayr “pequeña presa de molino”, Azacaya, del árabe al-siqaya “la conducción elevada de agua de riego”, Azucaque, del árabe al-zuqaq “la calle”, Barriomar, del árabe barr al-humar “tierra de las (casas) rojas”, Almudema, del árabe al-mudayna “la ciudadela”, Beniel, del árabe Bani Yahyà “hijos de Yahya (Juan)”, Inazares, del aragonés fenazares “herbazales” (demostrando que no es árabe).

Referencia bibliográfica:

“Sobre algunos topónimos árabes murcianos”, Al-Qantara, III, C.S.I.C., Madrid, 1982, pp. 173-214.

Para leer el texto completo del artículo, haz clic en esta imagen de la tapa:

09 TOP. ÁR. MURC TAPA

Anuncios

Calpe, Cope y un grupo importante de nombres de montañas

Resumen:

Las Columnas de Hércules, antiguamente llamadas Calpe (Peñón de Gibraltar, Peñón de Ifach, Cabo de Cope), recibieron el nombre griego kalpe “urna, cántaro” de manos de los primeros marineros griegos.

El Peñón de Ifach (Calpe, Alicante) - una Columna de Hércules.

El Peñón de Ifach (Calpe, Alicante) – una de las Columnas de Hércules.

Referencia bibliográfica:

“Calpe, Cope y un grupo importante de nombres de montañas”, Anales de la Universidad de Murcia, Fil. y Letras, vol. XXXVIII, nº 2, 1979-80, pp. 237-248.

Para leer el texto completo del artículo, haz clic en esta imagen:

Calpe, Cope y un grupo importante de nombres de montañas

Artículo: Calpe, Cope y un grupo importante de nombres de montañas

Zaraíche

Resumen:

La etimología del nombre de la acequia murciana de Zaraíche es el árabe ṣahrīŷ “balsa, alberca”. Ya en la pronunciación hispano-árabe se insertaría una A epentética entre la H y la R (> *ṣaharīŷ), que pasó al castellano medieval de Murcia como  “Çahariche”. Corresponde a la pronunciación moderna la inversión de estas dos consonantes (Çahariche < *Çarahíche). La pérdida de la H (> Çaraíche, Zaraíche) se produciría también a partir del siglo XVI-XVII.

Se demuestra, por otra parte, que la “curiosa metátesis de la palatalidad: ṣahrîǧ > šahrîs” que detectó Corominas en los derivados peninsulares de ṣahrīŷ “balsa, alberca” responde a una división dialectal este-oeste de la Península, donde las formas derivadas de la raíz clásica ṣahrīŷ son las catalano-aragonesas (zafareche, zafariche, safareig, Safarich, Zaricejo), mientras que las derivadas de la raíz metatizada šahrîs aparecen en el castellano, leonés y portugués (xafarice, safariz, xahariz, xarafiz, xarahiz, xarayz, jaraiz, xaraiz, Jaraíces, Jaraicejo, chafariz, xafarix, Aljariz).

Palmeral de Santiago y Zaraíche

Palmeral de Santiago y Zaraíche

Referencia bibliográfica:

“Zaraíche”, Anales de la Universidad de Murcia, Fil. y Letras, vol. XXXVIII, nº 2, 1979-80, pp. 249-254.

Para leer el texto completo del artículo, haz clic en esta imagen de la tapa:

15 ZARAÍCHE TAPA